“El Festival de Jerez ha ampliado horizontes, evolucionando y creciendo de forma significativa”, aseguró la alcaldesa Mamen Sánchez a la hora de hacer el balance de la muestra que hoy se clausura en su vigésima edición. La primera autoridad municipal hizo hincapié en el carácter internacional del certamen y destacó que los 37.900 espectadores/participantes en las 176 actividades suponen un aumento de casi un 13 por ciento con respecto a la edición anterior. “El Festival de Jerez ha cumplido con las expectativas generadas, superándose en calidad y prestigio”, indicó.

El acto de presentación del Balance del XX Festival de Jerez ante los medios de comunicación, presidido por la alcaldesa de Jerez , ha contado además con la presencia de Francisco Camas, teniente de Alcaldesa y delegado de Dinamización Cultural; Remedios Palma, delegada territorial de Cultura, Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía; María de los Ángeles Carrasco, directora del Instituto Andaluz del Flamenco; Isamay Benavente, directora del certamen; y César Saldaña, director del Consejo Regulador del Vino, en cuyas instalaciones se ha desarrollado esta comparecencia.

“El Festival de Jerez ha ampliado sus horizontes y ha sido capaz de evolucionar para ofrecer atractivos nuevos, orientados hacia un público más hetereogéneo con resultados satisfactorios”, añadió la primera autoridad municipal. Esta evolución, que consideró “fundamental para su crecimiento”, se ha puesto de manifiesto con el ciclo XX Espacios, XX Artistas, XX Festivales, una de las novedades de este año a modo de celebración del 20 aniversario. “Hemos sido capaces de ocupar más la ciudad y hemos logrado captar la atención de un público más diverso, uniendo nuestro patrimonio histórico y arquitectónico con el flamenco”, añadió. A su juicio, en esta misma línea evolutiva de la muestra se encuentran otras propuestas que trascienden el ámbito artístico. Tal es el caso de Flamencook, cocina con compás.

“Estamos ante un Festival global –pues hemos recibido a visitantes de 45 países- para un flamenco global –puesto que reúne todos los estilos y tendencias artísticas- y para una ciudad que dejar de tener fronteras y se convierte en una gran metrópoli flamenca”, explicó.

Datos

Las 37.900 personas que han asistido a las 176 actividades programadas por el XX Festival de Jerez suponen un incremento de casi el 13 por ciento con respecto a las 33.588 contabilizadas en la anterior edición. El nivel de ocupación se sitúa en el 95 por ciento.

Aunque el espacio principal es el Teatro Villamarta, el certamen ha ocupado 69 zonas diferentes del casco urbano, entre las que cabe señalar el Palacio de Villavicencio, la Sala Compañía, Sala Paúl y Bodega González Byass, así como las peñas flamencas y diferentes salas donde han tenido lugar los cursos de baile, cante y guitarra y talleres de compás y palmas, además de diversas exposiciones.

El amplio respaldo obtenido por el XX Festival de Jerez pone de relieve la importancia de esta propuesta singular y su gran repercusión a nivel regional, nacional e internacional. Esta repercusión exterior se concreta en la presencia de 75 medios acreditados.

En cuanto a los datos cuantitativos, los 15 espectáculos puestos en escena en el Teatro Villamarta arrojan un índice medio de ocupación del 87 por ciento. La gran aceptación que ha tenido la programación también se refleja en otros ciclos desarrollados en diferentes espacios. Así, la asistencia de público alcanza el 86 por ciento en el ciclo De la Raíz, el 98 por ciento (Toca Toque), 67 por ciento (Solos en Compañía), 56 por ciento (Jóvenes Talentos), 70 por ciento (Nuevas Miradas) y 70 por ciento (Los Conciertos de Palacio). El ciclo XX Espacios, XX Artistas, XX Festivales registró una ocupación media del 89 por ciento. En términos globales, la máxima ocupación se produjo en 24 espectáculos programados. Como en años anteriores, el lleno siempre estuvo asegurado en el ciclo De peña en peña que se desarrolla en los locales de estas asociaciones flamencas.

Área formativa

El XX Festival de Jerez no abarca sólo la programación de espectáculos, sino que contempla un área formativa (cursos de baile y talleres de compás y palmas). Los 43 cursos de baile han cubierto el 98 % -dos puntos por encima que el año anterior- de las 1.055 plazas ofertadas con alumnos procedentes de 45 países. Los japoneses siguen siendo los más numerosos, seguidos por canadienses, franceses, alemanes, estadounidenses e italianos. Los 45 países de procedencia del alumnado representan a la práctica totalidad de los continentes repartidos entre lugares tan remotos como Australia, China, Rusia, Sudáfrica, Argentina, México o Israel.

En el programa formativo paralelo, organizado por IFI Jerez, se han desarrollado 12 cursos centrados en el cante y el guitarra, con una ocupación que se ha situado en el 96 por ciento, con alumnos procedentes de 11 países.