Editor's Rating

7.5
Valoración

Antonio Reyes y Diego del Morao decidieron unirse por primera vez y apostar por una disciplina poco común en los tiempos que corren, un disco en directo. Fue el pasado 7 de mayo de 2015 en Las Tablas, Madrid. La idea tiene su origen en una propuesta del Círculo Flamenco de Madrid, encargado de dar cobertura a un compacto que al margen de su excepcional directo nos acerca a uno de los genios de la fotografía, Pepe Lamarca, que ha ilustrado el trabajo.

Soleá, tangos, alegrías, seguiriyas, bulerias y fandangos son los palos elegidos por el chiclanero y el jerezano para poner en pie una propuesta llena de matices y en la que la privilegiada y personal garganta de Antonio Reyes casa a las mil maravillas con la sonanta de Diego del Morao, indiscutible en estos tiempos que corren gracias a su soniquete y compás. A ellos se unen las palmas de Diego Montoya y Chicharito.

El disco se aliña, algo que es de agradecer porque en los últimos tiempos y con esto del minimalismo comercial se otorga poca importancia a los detalles, con un libreto maravilloso en el que no solamente encontramos más imágenes de Lamarca, sino que además se incluyen las letras de los cantes y un boceto de cómo surgió el proyecto, que lleva la firma de Carlos Martín. Es sin duda un trabajo discográfico para escuchar con detenimiento, porque su calidad así lo merece.