El Centro Andaluz de Documentación del Flamenco de Jerez ha abierto sus puertas a una exposición, con motivo del nombramiento del artista jerezano Manuel Morao como hijo predilecto de Jerez. La totalidad de los contenidos son propiedad del centro, procediendo alguno de ellos de la donación del propio artista, que ha acudido en persona al acto junto a otras autoridades y personalidades del mundo del flamenco.

Esta muestra, que estará abierta hasta el próximo 16 de septiembre, realiza un recorrido cronológico por la vida y obra del guitarrista jerezano. En la exposición podrán verse fondos de diversa índole como carteles, fotografías, discos, libros, etc… con especial atención a los diversos espectáculos que Manuel Morao impulsó para dar a conocer a jóvenes artistas flamencos: Los Jueves Flamencos, el espectáculo “España Jerez”, y especialmente los distintos espectáculos que creó con su compañía “Manuel Morao y Gitanos de Jerez”: “Flamenco esa forma de vivir (Gypsy Pasion), Errantes, Sones de Bronce”, etc.

La vinculación de Manuel Morao con el CADF se remonta casi tres décadas, en el tiempo. Fue uno de los miembros del consejo asesor de la Fundación Andaluza de Flamenco, origen del actual Centro de Documentación del Flamenco, ya en 1988, la conferencia internacional “Dos Siglos de Flamenco” organizada por la Fundación se clausuraba con el espectáculo “Esa forma de vivir” de Manuel Morao y Gitanos de Jerez.

La muestra que ha abierto hoy sus puertas al público en la sala de exposición del Centro (cerrada unos meses por reforma), es un reconocimiento al artista jerezano naciedo en 1929 y considerado como una de las figuras más representativas de la escuela jerezana de toque. Su familia, de los Moraos, está implicada en casi todo el arte flamenco que se produjo en la fértil cuna de jerez.

Aunque alguna vez en los espectáculos en que participa hace algún toque en concierto, e incluso algunos de ellos los ha grabado, Manuel Morao es fundamentalmente un guitarrista de acompañamiento. Una de sus características fundamentales es su concepción del ritmo, en el que empezó a hacer muchos contratiempos “entonces absolutamente inéditos” y que hoy ya se hacen habitualmente.

Morao ha ganado un sólido prestigio como acompañante de cantaores “Terremoto de Jerez”, por ejemplo. Tocó y toca preferentemente para los artistas de su raza como la Paquera de Jerez, Sernita, Chaleco, Manuel y Juan Morao, Antonio Mairena y muchos otros.

La guitarra flamenca de Jerez tiene en Manuel Morao uno de sus nombres capitales, y esta exposición permitirá un recorrido por su dilatada obra, repleta de buen gusto y de una calidad inigualable .