Otra pérdida más. Apenas unos días después del fallecimiento de El Lebrijano, Juan Habichuela y Juana la del Revuelo, el flamenco pierde a otro de sus emblemas, el sevillano José Menese, que ha fallecido a los 74 años en su localidad natal, la Puebla de Cazalla. Nacido el 3 de diciembre de 1942, José Menese Scott estaba considerado uno de los más grandes cantaores de la historia, con un estilo elogiado no solo por sus colegas y críticos, sino por escritores como Rafael Alberti, Fernando Quiñones o Antonio Gala.

A lo largo de su carrera, José Menese grabó una treintena de discos; el primero de ellos, en 1963, llevaba por título su propio nombre y estaba compuesto por diversos palos de soleá, siguiriya, bulerías y mirabrás, acompañado a la guitarra por Melchor de Marchena y Eugenio Jiménez. La última vez que entró en un estudio de grabación fue en 2005, para sacar al mercado ‘A mis soledades voy, de mis soledades vengo’.

La Cátedra de Flamencología de Jerez le entregó en 1974 el Premio Nacional de Cante, un galardón que consolidó en 2005 cuando obtuvo de la misma institución el Premio a la Maestría. Previamente, la Cátedra le había entregado en 1965 un Premio Nacional de Discografía por su trabajo ‘Cantes de José Menese’. Ese mismo año logró el Premio de Honor Tomás El Nitri, con Concurso de Cante Flamenco de Córdoba. También había recibido el Premio Compás del Cante,  y era poseedor de varios hitos, entre ellos ser el primer artista flamenco en actuar en el Teatro Olympia de París, o incluso al Auditorio Nacional de Música de Madrid (1991).

Menese ha fallecido pocas semanas antes de que la localidad sevillana de Mairena del Alcor le dedicara a su figura el Festival de Cante Grande ‘Antonio Mairena’, que se celebrará en septiembre y que este año se había concebido como un homenaje a la carrera del cantaor. También tenía previsto recibir un homenaje en agosto en el Festival Flamenco de la localidad jiennense de Alcalá la Real.

En Jerez, la última vez que pudimos escucharlo fue en el XII Festival de Jerez, concretamente en la bodega Los Apóstoles, con un amplio recital de cante.