Manuel Fernández ‘El Borrico’ está completando un 2016 excelente. Pese a llevar poco tiempo dedicado profesionalmente al cante, el jerezano escala paulatinamente puestos en su carrera artística, y su progresión no solamente se ha hecho notar en Jerez, donde sus recitales en peñas han tenido especial relevancia, sino también fuera de la ciudad. El último sucedió la pasada semana en Madrid, donde su presencia en ‘Las Noches Flamencas de los Ángeles’, donde estuvo acompañado a la guitarra por ‘Niño de la Manuela’, ha causado un auténtico revuelo.

Foto: Alfonso Otero

Foto: Alfonso Otero

Así se recoge en el blog de nuestro compañero y amigo Juan José Gil, ‘Lo jondo por derecho’, donde podemos leer que con su actuación «demostró que el flamenco es puro sentimiento, arte y jondura y en forma personal de expresión. Él canta, transmite y nos hace sentir y vibrar. No es un cantaor al uso, es un puro cantaor, no se parece a nadie, su estilo, basado en su tradición familiar, sobrepasa este hecho, llegando a ser un cantaor con una impronta personal e única y seguramente irrepetible».

Seguiriyas, soleares, bulerías, tientos, tangos, tarantos y fandangos fue el repertorio elegido, un repertorio que «no dejó indiferente a nadie. Nos araño, nos pellizcó, nos transportó a otra dimensión. Qué grande es el flamenco».
El Borrico no estuvo solo en la capital de España, sino que estuvo arropado por el baile de Pepe El Zorri, que según reza la crónica «a sus 82 años nos puso los pelos de punta. No se puede bailar mejor».

El cantaor jerezano estará el próximo día 18 de noviembre en la Peña Fernando Terremoto acompañado por la guitarra de Antonio Jero.