Mirar hacia adentro de nosotros para sacar nuevas vertientes”. Así definió el bailaor Ángel Muñoz su espectáculo ‘Claroscuro’ que mañana lunes día 6 de marzo se estrenará en el Teatro Villamarta, dentro del XXI Festival de Jerez. Un montaje en el que introduce la música electrónica en directo y donde se pretende crear un nuevo vocabulario en torno al flamenco. De otro lado, en Sala Compañía, la bailaora gaditana María Moreno exhibirá ‘Alas de recuerdo’ dentro del ciclo ‘Solos en Compañía’.

“Es una mirada más intensa y más profunda de lo que hicimos con ‘Angel, del Blanco al Negro’. En ese espectáculo abrimos nuevas vertientes y ventanas para seguir buscando”, señaló Ángel Muñoz ante los medios de comunicación. Como recordó el propio bailaor, en aquella sugerente propuesta se jugaba con los diferentes estilos de pintura y lo que éstos representaban en el ámbito de la luz y la oscuridad. Y el juego se extendía a la ambivalencia de las apariencias y de la comunicación. Una especie de vuelta de tuerca hacia los conceptos tradicionales que, de algún modo, Ángel Muñoz trasladaba al escenario, aunque siempre partiendo de la música.

Sin embargo, en esta ocasión, su ‘Claroscuro’ no tiene un referente musical como punto de partida. Cuando Daniel Muñoz -que en el elenco aparece bajo el nombre artístico de Artomático y asume la dirección del montaje- le propone la idea de este ‘Claroscuro’, Ángel Muñoz confesó que “me quedé impactado”. No obstante, no hizo remilgos al proyecto basándose en la confianza ciega. “El sabe lo que busco, lo que me gusta y hasta lo que no he buscado y me gustaría encontrar”, explicó el bailaor.

Eso que parece haber encontrado ahora consiste en que el elenco artístico “no desarrolle sus habilidades” conocidas, sino que se implique conceptualmente en aras a la creación de “un nuevo vocabulario donde todos nos sentimos cómodos”, precisó Daniel Muñoz.

Dar un paso más

En esta travesía -donde la estructura del espectáculo tiene suficientes rendijas para la improvisación- el propósito es “dar un paso más” desde el punto de vista artístico, puesto que “no vale repetir lo que hacemos bien”, afirmó Daniel Muñoz. “Nos podemos equivocar o acertar”. Ése es el riesgo, puesto que ‘Claroscuro’ pretende “ir más allá” hasta el punto de forzar los límites de los parámetros artísticos conocidos y crear “una obra unitaria”, dado que los egos personales quedan en un segundo plano.

Sobre el escenario, el baile de Ángel Muñoz estará acompañado por Miguel Ortega (cante y guitarra), Diego Villegas (saxo, clarinete, flauta y armónica) y Artomático (música electrónica en vivo, samplers y secuenciadores). La nueva obra del bailaor se divide en siete números y cada uno de ellos se relaciona con los diversos matices de la luz. En cada número aparecen uno o varios palos del flamenco: desde la granaína y malagueña del inicio hasta los tangos, soleá apolá y bulería del tramo final de la propuesta. En ‘Claroscuro’ “el sonido provoca el movimiento y el movimiento condiciona el sonido”, en palabras de Daniel Muñoz.

Ángel Muñoz (Córdoba, 1973) fue primera figura de la compañía de José Antonio y de la del guitarrista Mario Cortés. También ha colaborado en varios espectáculos de María Pagés.

En 2003 funda su propia compañía y estrena en Sudáfrica el espectáculo ‘Robándole el alma’. En 2005 pone en escena ‘Flamencopassion’ en Rumanía. En el Festival de Jerez de 2006 estrena ‘Cinco sentidos’ con el guitarrista Cañizares como artista invitado. En el mismo certamen, en 2011, presenta ‘Ángel. Vuelo/baile flamenco’ y en 2013 lleva al Original Flamenco Festival ‘Del blanco al negro’, propuesta que también pudo verse en el Festival de Jerez y Flamenco Festival Londres en 2014

Sala Compañía

Ahora puedo hacerlo desde la calma. Veo la vida de otra manera”, señaló María Moreno ante los medios de comunicación. La bailaora gaditana trae al XXI Festival de Jerez ‘Alas de recuerdo’, un montaje que podrá verse mañana en Sala Compañía dentro del ciclo ‘Solos en Compañía’.

Acompañada por el cante poderoso de Enrique El Extremeño, Pepe de Pura y Matías López ‘Mati y la guitarra de Joselito Acedo, el baile de María Moreno se adentrará por vidalita para luego ofrecer alegrías, taranto/tangos, jaleos y rondeña. “Un recital de flamenco”, como ella misma dijo, pero que tiene una fuerte carga emocional, puesto que “lo hice cuando falleció mi padre”.

El estreno de ‘Alas de recuerdo’ tuvo lugar en la pasada Bienal de Sevilla. Sin embargo, transcurrido un tiempo, María Moreno se siente ahora capaz de expresarse con más soltura, liberada en parte del ahogo propio de las fuertes emociones.

Será la primera vez que la bailaora asuma el protagonismo de un espectáculo en el Festival de Jerez. Sin embargo, no es la primera vez que acude a algunos de los escenarios de este certamen. Ya lo ha hecho en anteriores ocasiones, acompañando a otras figuras del baile. Especialmente, a Eva La Yerbabuena, en cuya compañía se enroló con sólo 17 años de edad.