Alba Heredia traslada su ‘En estado puro’ al Teatro Villamarta hoy día 7 de marzo. La bailaora granadina ha introducido algunos cambios en su propuesta de pequeño formato, prevista inicialmente para la Sala Compañía, después de conocer el cambio de ubicación de su espectáculo. Un cambio que viene propiciado por la cancelación de Rocío Molina (miércoles día 8 en el coliseo jerezano) debido a una inoportuna indisposición médica de la artista.

La oferta de espectáculos de la jornada la completa el guitarrista Jesús Guerrero que, dentro del ciclo ‘Toca Toque’, presentará ‘Calma’, su primer trabajo discográfico, en Sala Paúl.

“Arraigado en la tradición” e inspirado en la vida y trayectoria de su creadora son dos de las características que definen ‘En estado puro’ de Alba Heredia. Con la sana intención de “plasmar una forma personal de vivir y sentir el flamenco” se presenta la bailaora granadina en el Festival de Jerez. Ello se traduce en un “sentir el flamenco desde sus raíces”, sostiene la artista. Y de ahí, tal vez, el nombre de este montaje -En estado puro’- adquiere su total dimensión, pues está en consonancia con una forma de entender este arte singular.

Unas hechuras de baile que, en el caso de Alba Heredia, tiene una conexión muy directa con lo vivido. “Quiero recordar aquel flamenco de tradición, lleno de pureza y de arte”. No en vano nació en el Sacromonte  granadino y pertenece a una de las dinastías flamencas más señeras: Los Maya. Sobrina de Manolete, Mario Maya y Juan Maya ‘Marote’, su afición al baile nace en la famosa cueva La Rocío regentada por su abuela. Desde temprana edad forma parte de los cuadros flamencos de Curro Albaicín y de su tío Juan Andrés Maya. Más tarde haría su debut en los tablaos madrileños. Sin embargo, el espaldarazo definitivo a su carrera artística vendría en 2015, fecha en la que obtiene el prestigioso Premio Desplante de La Unión.

Sobre el escenario del Teatro Villamarta, Alba Heredia estará arropada por el cante de Manuel Tañé, Johny Cortés, Juan Ángel Tirado y Alfredo Tejada, la guitarra de Luis Mariano Renedo, el violín de David Moreira y las palmas de Rafi Heredia.

Una rondeña de Juan Maya ‘Marote’ abrirá su espectáculo. A este palo le seguirá un taranto en el que su baile recordará las maneras propias del Sacromonte. Más tarde, Alba Heredia hará seguiriyas, soleá y un fin de fiesta por tangos de Granada. Entre medias, intercalará un solo de cante por fandangos de Huelva y otro número musical que lleva por título ‘Al albedrío’.

Discurso musical propio

El turno de la guitarra llegará en el certamen con Jesús Guerrero, que presentará su primer disco ‘Calma’ en Sala Paúl, dentro del ciclo ‘Toca Toque’. “Tenía ganas de presentar mi discurso musical en solitario”, afirmó el guitarrista de San Fernando ante los medios de comunicación. Él ya había estado en otras ediciones del Festival de Jerez  -”creo que desde 2008 no falto ningún año”-, pero acompañando a cantaores o bailaores.

“Voy a tocar temas del disco, pero también interpretaré composiciones inéditas, más flamencas, dado que estamos en Jerez”. “Y hay que estar a la altura”, bromeó. En cualquier caso, aseguró que “voy a poner el alma y el corazón” en este concierto.

Un concierto para el que contará con el cante de El Londro, la percusión de Paquito González y el bajo de Manuel Sierra “Chechu”. A ellos se suman el baile de Antonio Molina ‘El Choro’ y Alba Carmona.

Preguntado por el título de su primer trabajo discográfico, Jesús Guerrero  dijo que responde a “la situación sentimental y emocional en la que me encuentro”. Una calma que viene precedida de la tempestad vital -”todo el mundo pasa por momentos malos”- tras la desaparición de un ser muy querido. “Después de esa etapa, me vi con fuerzas y ganas de volcar mis sentimientos en este disco”, indicó.

Pese a tener un toque muy flamenco, Guerrero está abierto a otro tipo de músicas. “Me interesa todo lo que esté bien hecho”, explicó A este respecto, mencionó la música “de raíz” como el jazz, el folklore argentino o la salsa brasileña.

La guitarra de Jesús Guerrero (Cádiz, 1985) se ha convertido en los últimos años en una de las más reclamadas por las primeras figuras del cante y baile flamenco. Comienza a tocar a los once años en San Fernando y se traslada a Jerez, donde continúa su aprendizaje con el maestro Balao. Pronto se consagra en los escenarios acompañando a Rafael Campallo, Ana Morales, El Choro, Farruco, La Farruca, Joaquín Grilo, Andrés Peña, Merche Esmeralda, Matilde Coral, Estévez y Paños, Argentina, Carmen Linares, Esperanza Fernández, Niña Pastori y Miguel Poveda, entre otros. Su música también queda grabada en diferentes trabajos discográficos y en la película «Flamenco, flamenco» de Carlos Saura. Fue galardonado como Mejor Guitarrista de Acompañamiento en los Premios ‘Flamenco Hoy’ 2013.