La Cátedra de Flamencología de Jerez ha concedido el Premio de la Crítica a la bailaora Olga Pericet por su espectáculo ‘La espina que quiso ser flor o la flor que soñó con ser bailaora’, que se puso en escena el 28 de febrero en el Teatro Villamarta, escenario principal del XXI Festival de Jerez que finalizó el 11 de marzo.

Dicha institución hace pública su decisión, tras la reunión celebrada días atrás. Dicha reunión tenía como único punto del orden del día el recuento de los votos emitidos por los críticos especializados y, a tenor del resultado, la concesión del galardón al artista o espectáculo más votado por su destacada participación en la última edición del Festival de jerez.

Olga Pericet se hizo acreedora al Catavino de Plata y el correspondiente diploma acreditativo que entrega cada año la Cátedra de Flamencología de Jerez, con el patrocinio del Consejo Regulador de las Denominaciones de Origen Jerez-Xeres-Sherry, Manzanilla de Sanlúcar y Vinagre de Jerez.

Olga Pericet fusiona el flamenco y el teatro en su último montaje  -‘La espina que quiso ser flor o la flor que soñó con ser bailaora’-, cuyo estreno tuvo lugar el martes día 28 de febrero en el Teatro Villamarta. En esta nueva propuesta la bailaora se transforma en una galería de mujeres a través de diferentes estados emocionales.

“Sin romper el flamenco”

Esa fusión entre flamenco y teatro sobre la que transita en este nuevo espectáculo el baile de Olga Pericet pretende enlazar ambas disciplinas, pero “sin romper el flamenco”, según la bailaora. Para este nuevo proyecto ha contado con la dirección escénica de Carlota Ferrer

Esa transformación de Pericet en una galería de mujeres se produce a través de la emoción, sin responder a ningún arquetipo social concreto. Así las cosas, el montaje transcurre como “un viaje emocional” que va hilando los diferentes cuadros escénicos que se suceden. En consonancia con esos estados anímicos aparece el flamenco en según qué palos y otros elementos como el vestuario.“Hemos buscado la armonía y la belleza. Un viaje poético es lo que intentamos transmitir”, afirmó la bailaora en la rueda de prensa de presentación.

El elenco artístico que acompañó Olga Pericet estuvo formado por el cante de Miguel Ortega y Miguel Lavi, las guitarras de Antonia Jiménez y Pino Losada, con la colaboración al baile de Jesús Fernández.

Olga Pericet es uno de los referentes del baile flamenco y la danza española de su generación y una de sus renovadoras en los últimos tiempos. Desde un dominio técnico, desarrolla un estilo armonioso y preciosista, de enorme plascticidad en la escena, que le ha valido el Premio Max a la Mejor Bailarina Principal en el año 2015.

En 2004 estrena como coreógrafa y solista el espectáculo ‘Bolero, carta de amor y desamor’ y un año después, junto a Manuel Liñán, crea el espectáculo ‘Cámara negra’. Ese mismo año crea compañía junto con Marco Flores y Daniel Doña.

En solitario aborda los espectáculos ‘Rosa, metal, ceniza’, ‘De una pieza’, ‘Pisadas fin y principio de mujer’ y ‘Flamenco Untitled’. Con todos ellos obtiene un gran éxito de público y crítica y reconocimientos como el Premio Ojo Crítico 2014 y el Premio Nacional de Flamenco Pilar López, entre otros. El Premio de la Crítica del Festival de Jerez 2017 viene a sumarse a esa larga lista de galardones.