De la 29 Exaltación de la Saeta pronunciada por Juan Garrido en la Iglesia de San Mateo, Jerez, organizada por la peña Buena Gente el 24 de marzo de 2017.

“…Apenas sin fuerzas y dejando destellos de arte, sin levantar la voz en un entorno de silencio, y con la fe de quien cree en el hijo del Padre buscaba la mirada de ojos cerrados de Cristo”

 

Un quiebro de voz morena

de cara desencajá

no hay llanto que dé más pena

que el que dio en la alboreá.

No es de día, ni es de noche

la hora, ¿qué más dará?

los niños están despiertos

y lo miran al pasar

no hay cuerpo con más nobleza

que el de este gitano juncal.

 

Ancha y clara es la calle

de ‘jechuras’ almidoná

y se acerca el rostro muerto

¡silencio, no hay más que hablar!

 

El encuentro se hace eterno

muchos lo recordarán

un quiebro de voz morena

que ya no soporta más

¡Qué largo se hace el momento!

¡Qué bello es el despertar!

Apenas levanta el vuelo

¡silencio, no hay más que hablar!

Canta José Vargas ‘El Mono’

en la muerte vivirá

en ese cristo yaciente

el Dulce Nombre abrirá

la tarde de viernes santo

y José sin descansar

se va pa calle la sangre

hasta que llegue la piedad

¡Qué largo se hace el encuentro!

con este gitano cabal.

 

Un quiebro de voz morena

rompe el cielo al despertar

que estaba llorando la muerte

del que descansa en el altar

un cristo que fue gitano

el Moreno de la madrugá.