Diego Carrasco está de vuelta. Desde hace meses trabaja sin descanso en el estudio La Bodega de Jerez para dar forma a ‘No Marrecojo. 50 años en familia’ con el que celebra sus bodas de oro como artista. El jerezano cumplirá el próximo mes de septiembre cinco décadas como profesional, pues la primera vez que se subió a las tablas para desempeñar su profesión (entonces la de guitarrista) fue en 1967 con motivo de la I edición de la Fiesta de la Bulería. Aquella vez tenía a su alrededor a verdaderos emblemas del flamenco con nombres como Tío Borrico, Chocolate, Bernarda y Fernanda de Utrera, Trini España o el Diamente Negro, y ahora varios lustros después se rodeará de la “Champions league”, como él mismo afirma.

Quizás sea de lo que está más orgulloso, porque “que te llame gente como la que me ha llamado para colaborar es algo muy grande y te hace ver que algo habrás hecho bien en todo este tiempo”, afirma. No es para menos porque el disco, inicialmente pensado para un compacto pero finalmente será doble, contará con la participación de Alejandro Sanz, Andrés Calamaro, Miguel Poveda, Miguel Ríos, Joaquín Sabina, Estrella Morente, Silvia Pérez Cruz, Manuel Carrasco, Javier Ruibal, Arcángel, Rocío Márquez, Tomasito, Dorantes, Pedro Peña y Juanito Makandé.

Todos los temas del disco forman parte de anteriores trabajos del artista jerezano, aunque “con versiones completamente renovadas”, resalta. Por encima de todo, Diego quiere “compartir todo esto con mi gente, porque no obligas a nadie a que te escuche ni a que le guste. Hemos creado una familia musical de la que me siento orgulloso, entonces, se trata de darle a tu familia cariño. El dinero es importante, pero cuando llegas a una edad, al menos en mi caso, puedes seleccionar tu trabajo y eso es una ventaja”.

Si algo emerge en la amplia trayectoria de Diego Carrasco es su sólida base, pero también su continua inquietud, una cualidad que a punto de cumplir 63 años, sigue tan viva como siempre. “Yo empecé tocando la guitarra, pero me di cuenta que me faltaba algo. Luego estuve con Antonio Gades, pasé por mi época rockera con los Smash y Guadalquivir, aprendí de Lola Flores, de Rocío Jurado, de Poveda… Y sigo aprendiendo”.

Para abrir boca, este ‘No Marrecojo. 50 años en familia’ que aún no tiene fecha decidida pero que espera “presentar en Villamarta, al menos ya tenemos fecha reservada pero todo depende de quién venga, porque si vienen estos monstruos se quedará pequeño”; arranca con un single. Bajo el título ‘Nomarrecojo’, el single sale hoy  12 de mayo coincidiendo con la inminente inauguración de la Feria del Caballo. Como no podía ser de otra manera es “una bulería en la que intento dar una pincelada mi tierra y  nuestra cultura. Bulería pura, sin bajo, sin guitarra, lo más rancio y sobre todo intentando colaborar con la hierba fresca, que nace como los Gipsy Rappers, Maloko de Sordera o Juan de la Morena”.

“La feria es para disfrutar”, apunta, “aunque a veces hay que dejar el reloj en casa”, matiza mientras saborea las anchoas que Joselete el de la Mayeta le ha servido en ese rincón del arte del ‘castigado’ barrio de Santiago, ‘El bar Arco de Santiago’, un oasis en medio del olvido. Viva Jerez. PINCHA EN LA FOTO PARA ESCUCHAR EL TEMA.