A su manera, sin hacer ruido, pero bajo el instinto y la experiencia que le dan varias décadas como bailaora, María del Mar Moreno sigue conquistando ciudades con su compañía ‘Jerez Puro’, una bandera de la ciudad más preciada fuera que dentro de su tierra. El último estandarte lo ha puesto este pasado fin de semana en la localidad francesa Villeneuve-sur-lot, donde ha llevado a cabo dos funciones de su espectáculo más exitoso. La propuesta ha contado con la organización de la Asociación La Tertulia en colaboración con el Teatro Georges-Leygues.

Hasta Francia han viajado la propia María del Mar acompañada de su séquito inseparable, ese que conforma el cante de Antonio Malena, Antonio Peña ‘El Tolo’ y Rosario Heredia, la guitarra de Santiago Moreno y las palmas de Javier Peña y Ale de la Gitanería. El montaje ‘Jerez Puro. Esencia’ ha sido el que ha logrado ganarse al público galo, muy amante del flamenco tradicional que defiende la bailaora jerezana. La presencia de la compañía se ha complementado con cursillos de baile por bulerías y tangos.

Hay que recordar que dicho espectáculo exhibe un flamenco despojado de artificio y que va directo a la elementalidad y la teatralidad que ‘per se’ ofrece la triada compuesta por el baile, el cante y el toque. Y al igual que su fondo, la forma de este espectáculo también es medular y elemental, pues la escenografía parte de un concepto unitario y estructurado que apoya la emoción sin molestarla. Imágenes, sonidos y luces encaminados exclusivamente a reforzar lo que el cante, el baile y el toque hacen sentir al espectador con una estética depurada, sobria y contemporánea.

Tras el exitoso paso por la localidad francesa, María del Mar Moreno ha reconocido en su perfil de Facebook que “ha sido una experiencia maravillosa, con un público entregado y emotivo. Inolvidable”. Asimismo, ha ensalzado el interés del alumnado en los cursos que han demostrado “un respeto y cariño por nuestro arte”.