Es uno de los ecos con más personalidad del flamenco en la actualidad. Por trayectoria, discografía y experiencia, se ha posicionado en lo más alto del cante femenino de Jerez, se podría decir que es la heredera de las grandes voces del cante gitano. Tras La Paquera, Fernanda o Bernarda, esta cantaora ha sabido mantenerse en primera línea desde que comenzó su carrera con tan sólo cinco años en la serie ‘Rito y Geografía del Cante’. Desde entonces, Tomasa Guerrero ‘La Macanita’ no ha dejado de participar en los grandes festivales, teatros o peñas, compartiendo cartel con los más grandes de cada época.

La última vez que cantó en su tierra fue en la Peña Buena Gente, en noviembre de 2016, protagonizando un recital memorable que ya queda en la retina de todos los allí presente. Con un verano por delante cargado de trabajo, señala como «muy importante y especial» la cita del próximo 1 de julio en la Plaza de Toros de Jerez. Se trata del 1 Festival Flamenco ‘Jerez, Gran Reserva’, en el que participará junto a otros compañeros como Pansequito, Aurora Vargas, Manuel Moneo, Manuela Carrasco o Capullo de Jerez.

«Hoy en día es muy difícil coincidir con artistas de este nivel en el resto de festivales porque ya no se estila. Hoy ponen a un cabeza de cartel y luego meten a dos del pueblo, por lo que es un lujo volver a compartir una noche con estos grandes artistas después de tanto tiempo». Reconoce estar «nerviosa» días antes del certamen puesto que «hace tiempo que no canto en Jerez, sobre todo en un gran evento como este» y se queja en cierto modo de no estar en las últimas ediciones de la Fiesta de la Bulería. «Volver a la plaza de toros es recordar mis principios, o aquellas noches de La Bulería en la que estábamos todos conocidos y grandes figuras, eso se ha perdido ya», recalca la de Santiago.

En este festival se aprovechará para rendir honores a Moraíto, un artista que siempre marcó a La Macanita. «Yo echo de menos mucho a mi Morao, igual que a Parrilla, Terremoto, Rubichi, El Mono, o mi Chati. Con ellos he trabajado mucho y siempre me tenían como algo suyo. Moraíto estuvo conmigo en las grabaciones de mis discos y sin él nada hubiera sido lo mismo», cuenta. Esa noche, la del 1 de julio, espera «encontrarnos a gusto y que Jerez vuelva a disfrutar con el cante, el baile y el toque que siempre estuvo acostumbrado a ver» y avisa, en tono jocoso, que «ese día nadie me llame por teléfono porque estaré tan nerviosa que puedo soltar cualquier guasa», añadiendo que «ya tengo los nervios en el estómago, siguen apareciendo antes de cada actuación».

Tras la publicación de su ‘Directo en el Círculo Flamenco de Madrid’ su agenda sigue creciendo en la época estival y formará parte de festivales de prestigio como el de la ‘Reunión de Cante Jondo’ de La Puebla de Cazalla el 8 de julio, el 22 del mismo mes estará en La Caracolá Lebrijana, el 29 de julio en Motril, en agosto estará en Motril…

Las entradas del 1 Festival ‘Jerez, Gran Reserva’ están a la venta en Tabanco El Pasaje y en Malamúsica (calle Medina), así como en Internet en la plataforma www.tickentradas.com