Después de ‘A través de ti’ (2008), ‘Colores de fuego’ (2011) y ‘Camino al alma’ (2013), Antonio Rey da un paso más en su carrera profesional como guitarrista y músico. El madrileño afincado en Jerez acaba de lanzar su cuarto trabajo de estudio ‘Dos partes de mí’, un disco en el nuevamente contará con un elenco exquisito de músicos que han participado en su grabación.

Han sido varios años de dedicación a un proyecto musical en el que, como el propio guitarrista ha reconocido, esta vez se aleja algo más del flamenco tradicional. “Este disco es una de las cosas más bonitas que me han pasado en mi vida, quizás no sea un disco muy flamenco pero me identifico también”, asegura en el vídeo de presentación que circula por las redes desde hace días. Rey ha desarrollado en los últimos años un sonido propio, una cualidad que unida a sus excelentes condiciones interpretativas le han convertido en uno de los mejores tocaores del momento.

Dentro de las novedades que presenta este ‘Dos partes de mí’, encontramos la presencia de un nombre propio, el músico Richard Bona, uno de los máximos exponentes del jazz actual y que ha conectado a las mil maravillas con el guitarrista. El bajista camerunés lleva desde hace varios años trabajando en ‘The Flamenco Project’ donde se ha acercado al flamenco con la idea de fusionar parte de las raíces africanas, con la india y la andaluza. Es precisamente ahí donde conoce a Antonio Rey, que ahora estrena disco con su colaboración.

Pero Bonna no es el único ‘invitado’ a esta nueva creación. Junto a él encontramos al Farru, que ha puesto los pies en uno de los temas, los percusionistas Carlos Merino, Pedro Gabarre ‘Popo’, Ané Carrasco y Paco Vega, el piano de Ale Romero, el violín de Bernardo Parrilla, las voces de Los Makarines y Diego el Cigala o la guitarra de Diego del Morao por citar a algunos.