El consejero de Cultura, Miguel Ángel Vázquez, y la alcaldesa de Jerez, Mamen Sánchez, han presidido la constitución de la comisión técnica del Museo del Flamenco, un equipamiento que, además del propio espacio expositivo, integrará el Centro Andaluz de Documentación del Flamenco y su archivo histórico, un área dedicada a la figura de Lola Flores y diversos espacios múltiples para el desarrollo de artes.

Como ha comentado Vázquez” el nuevo espacio museístico colocará a Jerez en el epicentro del flamenco en Andalucía y será un elemento distintivo de oferta turística para sumar a la ciudad”. Se tratará de un museo innovador, vivo, dinámico y abierto, que cuenta, ha señalado el consejero, “con una dotación presupuestaria hasta 2020 de 2,5 millones de euros, y que en este ejercicio tiene consignada una partida de 575.000 euros”

La mesa técnica constituida, de la que forman parte instituciones públicas, universidad, expertos en museografía, creadores, pedagogos y periodistas, entre otros, “definirá el qué, el cómo y cuáles van a ser las señas de identidad de este museo”, ha añadido Vázquez. El consejero ha agradecido a sus integrantes la participación en la misma, ya que sus aportaciones van a permitir “diseñar un museo innovador que se convertirá en un motor económico para Jerez, y una oportunidad para el turismo cultural en la provincia de Cádiz y Andalucía”.

Entre los integrantes destacó la presencia de Juan Antonio Álvarez Reyes, director del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, y los investigadores expertos en flamenco, Ángeles Cruzado, Rosalía Gómez y Carmen Pulpón, Juan Alonso de la Sierra, director del Museo de Cádiz, Francisco Perujo, en representación de la UCA, Ana Tenorio, del Centro Andaluz de Documentación del Flamenco, y Rafael Infante, profesor de la Universidad de Sevilla y miembro del jurado del Premio Internacional de Investigación de Flamenco. Además ha asistido José Lebrero, director del Museo Picasso de Málaga.

Con este centro, el Gobierno andaluz reafirma su compromiso con el flamenco, con su conservación, con su desarrollo y su difusión, como dice el Estatuto de Autonomía y la Unesco tras su inscripción como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en 2010. El museo se ubicará en la Plaza de Belén de Jerez, entre los barrios de San Miguel y Santiago, para ocupar el espacio más genuino del flamenco en la ciudad y contribuir a la recuperación de esta zona. Está previsto que sea un centro de referencia para artistas, investigadores y aficionados, así como para quienes visiten la ciudad.