El segundo Viernes Flamenco ofrecerá el cante y el baile de la escuela de San Miguel, uno de los barrios más pródigos en artistas de Jerez. Si bien es cierto que faltan los artistas con más renombre de este arrabal, es igualmente justo valorar la herencia en tradición que ha ido produciéndose de generación en generación.

Encabeza el cartel Luis Moneo Lara, miembro de dos sagas de cantes de enjundia que sigue defendiendo sus raíces y que, además, es consciente de los distintos estilos de otras zonas geográficas de cuna flamenca y no duda en interpretar cantes de Mairena o Triana. Estará acompañado de su hijo Juan Manuel Moneo a la guitarra.

Vuelve Antonio Peña Carpio ‘El Tolo’ tras años de ausencia en este certamen. Tras recorrer mundo con la compañía de María del Mar Moreno llega rebosante de ilusión y ganas de estar en su tierra llevando a gala el cante de ‘Los Chalaos’. Otra que defiende la esencia de La Plazuela es Eva de Rubichi, mujer de Domingo, ha convivido toda su vida con el bueno de Diego Rubichi, teniéndolo como máximo referente a la hora de expresarse en el escenario. El apartado baile estará representado por la escuela de Ana María López, histórica del baile más genuino que irá acompañada de algunas de sus alumnas como la aventajada Esther Aranda, y las más pequeñas Rocío Carrasco y Triana Carrasco.

Esther, que ya sabe lo que es saborear esta cita, hará cantiñas, mientras las dos jóvenes aportarán el toque más señero bailando por bambera y bulería por soleá, respectivamente. No faltará otro puntal, Pepe El Zorri, cuyo baile es ya conocido en el mundo entero.