Una vez concluido el mes de julio es oportuno comentar el estado por el que pasa un certamen tradicional e históricamente popular a falta de que se celebren dos de sus sesiones previstas. Si la inauguración corrió a cargo del exitoso Jesús Méndez, con la presentación oficial de ‘Voz del Alba’ y el correspondiente lleno absoluto del que ya se habló en este medio, en la segunda jornada tuvimos la oportunidad de ver sobre el escenario a los tres nietos de Farruco con el espectáculo ‘Tres Flamenco’. Tanto Juan como Antonio y Manuel, recibieron el calor del público jerezano en una noche emblemática.

Los Viernes Flamenco propiamente dicho, y así lo queremos aclarar por seguir la estructura habitual en su desarrollo, comenzó con ‘Al son de Santiago’, noche desapacible donde un reducido número de aficionados disfrutaron de las nuevas promesas del barrio del Prendimiento. Enrique Remache, Lela Soto y Rosario Heredia se presentaron en solitario dando buenas muestras de su talento innato.  Derrochan seguridad y de nuevo son los culpables de qu su barrio vuelva a latir con fuerzas. Una circunstancias en las que se vio hace años Felipa la del Moreno, que en esta ocasión encabezó y cerró el cartel sufriendo, como decíamos, el poco calor del respetable por lo escaso en cantidad. Ella, como es habitual, dejó grandísimas sensaciones. El baile lo puso el jerezano, también joven, Fernando Jiménez que sigue dando buenos pasos en su trayectoria.

En la segunda jornada, la del viernes 28, la asistencia de público fue superior y por eso parece que el aspecto negativo se sufrió en una noche concreta que deseamos no vuelva a darse por el bien de la cita. Luis Moneo triunfó en una noche en la que el cante de la Plazuela quedó en lo más alto a partir de la defensa de un estilo propio de un barrio que respira pureza y personalidad. También como Santiago, qué duda cabe. Los cantes por soleá y seguiriya de este gitano de San Miguel puso al público en pie con un dominio absoluto de estilos e interpretación. Juan Manuel Moneo lo acompañó con su guitarra desde el más sincero disfrute. Eva de Rubichi volvió tras años de ausencia, así como Antonio Peña Carpio ‘El Tolo’, que no pisaba las tablas de este certamen desde 2009. Ambos, acompañados por Domingo Rubichi, José Peña Méndez e Israel Tubío, se gustaron por fandangos y bulerías. Eva también estuvo a buen nivel por malagueñas y bulerías para escuchar. Así, El Tolo Prefirió la seguiriya y la soleá, que nos recordó siempre a su estirpe encabezada por su abuelo ‘El Berenjeno’ y su tío ‘El Garbanzo’. El baile de esta jornada lo pusieron Esther Aranda, curtida, con estilo y con gran experiencia, y dos entusiastas promesas como Triana Jero y Rocío Carrasco, que levantaron el vello en varias ocasiones por la profesionalidad que demostraron a pesar de su corta edad. ¡Qué esperanza nos hacen tener estas dos pequeñas! La maestra Ana María López apareció en apoyo de sus tres alumnas y la vimos con todo el arte en el fin de fiesta por bulerías.

La próxima cita ofrece un cartel con Juan Villar, Anabel Valencia y Juan Lara, al cante, y Saray García, al baile. Todo en el Alcázar de Jerez, a las 22:00 horas.

Fotos: PACO TANA