La tercera entrega de los Viernes Flamnenco Fundador 2017 llegará al Alcázar con un recorrido por un triángulo artístico lleno de matices. Cádiz, Jerez y Lebrija serán los vértices de un triángulo que contará con aportaciones individuales de mucha personalidad y que conjuga la experiencia con la juventud.

El primer espada llega desde Cádiz, Juan Villar. De su trayectoria pocas cosas se pueden contar pues acumula una carrera extensa e intensa a la vez que ha sabido mostrar con un sello íntimo. Su relación con Jerez también ha sido una constante no en vano sus inicios discográficos llegaron de la mano del guitarrista Paco Cepero. Juan Villar representa uno de los emblemas del cante de Cádiz de hoy en día, y su cante desprende todo ese sabor de la bahía que sabe expresar con sus alegrías o cantiñas, soleares de Cádiz, algunos de los ejemplos de ese enorme repertorio que maneja. Le acompañará Niño Jero, inseparable en los últimos lustros y cuya guitarra forma un binomio perfecto.

Desde Lebrija viene Anabel Valencia, otra joven voz del magno universo lebrijano. Flamenquísima en su metal, Anabel es una de las últimas perlas del cante de esta localidad, cuya aportación al flamenco ha sido notable desde hace décadas. Aunque no será la primera vez que actúe en Jerez, ya lo hizo en la Fiesta de la Bulería de 2015, su evolución ha sido excelente desde entonces.

El tercer pilar es de Jerez. Juan Lara representa a una de las últimas generaciones del cante de su tierra. Será la segunda vez que el joven cantaor aparezca por los Viernes tras dejar sus buenas maneras. El baile corresponderá a Saray García. La jerezana es uno de los valores al alza pues condiciones y talento no le faltan y a buen seguro que dejará el listón muy alto en la noche de hoy.

La cita será a las 22 horas y las entradas cuestan 10 euros en venta anticipada y 12 en taquilla.