El cantaor malagueño Alfredo Tejada es el nuevo ganador de la Lámpara Minera del 57º Festival Internacional del Cante de las Minas de la Unión, el máximo galardón del mundo flamenco, dotado con 15.000 euros. También consiguió los primeros premios en mineras, cartageneras y en los grupos B y C de soleares, que le incrementaron la gratificación en 15.000 euros más.

Alfonso Tejada, nacido en Málaga en 1979 y que sucede en el galardón a la también malagueña Antonia de la Cruz Contreras, se mostró muy emocionado por alcanzar “este sueño, en el que he trabajado mucho por conseguirlo” y besó intensamente la Lámpara, “con la que entro en la Champions del cante”, mientras la dedicaba a su madre: “Yo tenía 14 años cunado murió y nunca me escuchó cantar en vida”.

Aseguró que se presentó al concurso porque le animó su mujer, embarazada y a punto de dar a luz, con quien celebrará el triunfo, según dijo después de volver al escenario para repetir su minera ante un público totalmente entregado en la catedral del cante. Tejada, que actualmente vive en Granada, ya cuenta con una trayectoria en el mundo del flamenco.

Otros galardones

El trofeo El Desplante para baile, dotado con 9.000 €, lo obtuvo el bailaor sevillano Fernando Jiménez Torres, quien dijo que era un premio al esfuerzo de todo su cuadro flamenco.En la modalidad de instrumentista flamenco, el trofeo El Filón, dotado con 6.000 €, lo obtuvo el cordobés Sergio Ruiz Lopera, que en la pasada edición quedó en segundo lugar. Interpretó taranta y tango con flauta travesera  y aseguró que el triunfo supone “una lanzadera, una oportunidad”.

El Trofeo Bordón Minero, dotado con 6.000 euros, para guitarra fue para el alicantino Alejandro Hurtado García. Otros premios entregados fueron tarantas para Esther Merino Pilo, de Badajoz, dotado con 3.000 euros. El de malagueñas fue para Ana Isabel Rodríguez Rosado, conocida como ‘Anabel de Vico’, de Sevilla, que también obtuvo 3.000 euros. Quedó desierto el premio para cantaores jóvenes, dotado con 3.000 euros.

La representación de la provincia estuvo en el paternero José Antonio Romero ‘El Perrito’, que alcanzó por primera vez la final pero no pudo obtener la preciada Lámpara. Lo mismo ocurrió a la bailaora chiclanera Macarena Ramírez, que se quedó a las puertas del Desplante. El resto de aspirantes gaditanos, Jesús Castilla, Soraya Clavijo, Didier Macho o Pablo Padilla no pudieron alcanzar la finalísima.