El cante de Paco Casares ‘El Gasolina’ quedará siempre ya perpetuado en la historia del flamenco gracias a ‘Vivencias’, un trabajo discográfico que reúne una serie de estilos en los que se puede apreciar y paladear el gusto cantaor de este jerezano. A su veterana edad ha querido meterse en un estudio de grabación para dejar su legado cantaor a partir de bulerías, soleares, seguiriyas o tientos y tangos.

Con motivo de sus quince días en Japón de la mano de Haya, cantaora y  promotora del viaje y las consecuentes actuaciones en el país nipón de Paco, decidieron viajar con un cargamento discos para poder comercializarlo allí y así servir de carta de presentación para aquella persona que desconociera su voz. Fue grabado en Sanlúcar de Barrameda, en Fortes Estudio, el 20 de marzo del presente año en sólo una tarde.

Portada del disco. Diseño: JuanPe Carabante

 

Una vez que ha vuelto de Japón se ha visto con solo una copia en su poder por lo que ha necesitado la ayuda de Tabanco el Pasaje para poder publicarlo en Jerez y que los aficionados puedan hacerse con él. Su intención es presentarlo oficialmente en una actuación en Peña La Bulería el próximo mes de octubre, y para ese día tener a la venta al público este trabajo aunque ya se puede escuchar en plataformas digitales como Spotify. Se ha remasterizado el Estudio 31, de Jerez.  No se trata de un disco netamente comercial sino que la intención es la de dejar constancia de “su estilo tan personal”, cuenta la familia, cercanos a los de José Vargas Vargas ‘El Chozas’ a quien dedica sus particulares bulerías. En la grabación cuenta con el respaldo guitarrístico de Domingo Rubichi, y las palmas de Pepe ‘El Zorri’, Alejandro Vargas, las de su hijo Paco y su nieto David.

Este jerezano nació en La Plazuela en 1950 aunque siendo un niño se trasladó al emergente barrio de La Asunción, donde compartió noches inolvidables en el Bar Volapié con Antonio Mairena, Tío Pacote, Terremoto o Tío Borrico. Se emparentó con la familia de Cantarote por lo que su afición al cante fue a mayores participando en algunos festivales y espectáculos de la época como los Jueves Flamencos de la Plaza de Toros. Su sobrenombre se lo acuña el mismo Chozas ya que Paco se incorpora como profesional en una gasolinera con tan sólo 12 años, labores que compaginaba con las mencionadas actuaciones. Forma parte del disco ‘Nueva Frontera del Cante de Jerez’, de la mano de Antonio Murciano, junto a Manuel Moneo, Diego Rubichi, Mateo Soleá, Nano de Jerez, Manuel de Malena, Luis de la Chicharrona, El Torta y Tío Borrico publicado en 1974.