La bailaora y maestra jerezana Manuela Carpio estará el próximo 17 de mayo en el ciclo ‘Jueves Flamencos’ de Cajasol en Sevilla. A falta de conocer la programación completa este medio ha conocido la última hora de las actuaciones de Manuela, quien, además, tiene varias fechas confirmadas para este verano a falta de presentación oficial. Tras su participación en la Fiesta de la Bulería de su tierra en 2015, gracias a la aceptación de su espectáculo en los Viernes Flamencos del 2016 y a partir del éxito obtenido en la pasada edición del Festival de Jerez en el Teatro Villamarta, la de La Plazuela ha decidido retomar sus apariciones en escenarios tras una época dedicada casi por completo a las labores de enseñanza.

Es cierto que nunca se ha retirado de los escenarios pero más cierto es que de unos años para acá su presencia es mucho más habitual, hecho que valoran los aficionados al baile más racial y su legión de seguidores. Ella estará presente en este ciclo de la importante programación sevillana siendo la primera vez que baila con su propio espectáculo en la capital hispalense. Para tal ocasión irá acompañada de todo su elenco, el que la sigue frecuentemente. Hasta ahora se ha confirmado la presencia de Enrique ‘El Extremeño’, Manuel Tañé, Juanillorro y Joaquín Marín ‘El Quini’. No faltará el compás de Israel Carpio ‘El Cachorro’ y de Iván Carpio, y la guitarra de Juan Diego Mateos y Antonio Santiago. Presentará su espectáculo “Al compás de su gente”, con Diego de la Margara como artista invitado.

Manuela Moneo Carpio nace en 1968 en Jerez, en el seno de dos familias de gran tradición y renombre artístico de la ciudad, como son los Moneo y los Carpio. Empieza a bailar desde muy joven, bajo la enseñanza del maestro de baile Cristóbal Femández, hasta que a la edad de 9 años comienza su carrera profesional formando parte del Grupo España que dirige Manuel Morao. Manuel Morao, su gran valedor a lo largo de muchos años, la llama para que forme parte de su compañía, con la que trabajará en sucesivos espectáculos recorriendo los escenarios de EEUU y España: Carnegie Hall de Nueva York y Brooklyn Center de Miami entre los más destacados de EEUU; y en España, los teatros Lope de Vega de Sevilla, Albéniz de Madrid, Manuel de Falla y Pemán de Cádiz y Villamarta de Jerez.

Los espectáculos, dirigidos por el mismo Manuel Morao, han cosechado grandes éxitos de público y crítica. En ellos Manuela Carpio siempre figuró como primera bailaora en montajes como La fragua del tío Juani en 1984, Jerez por el mundo en 1985, Esa forma de vivir en 1990, El llanto de un cante en 1998 y Sentir gitano en 1999. Asimismo, Manuela Carpio compagina su actividad artística con clases de baile con grandes maestros como Matilde Coral, Teresa de la Peña, Rafael El Negro… con los que va ampliando su formación.

En 1985 recibe la prestigiosa Copa Jerez de baile, premio otorgado por la Cátedra de Flamencología de Jerez. En su carrera profesional también figuran los tablaos, ya que ha bailado en algunos tan importantes como Los Canasteros en Madrid y Carmen Amaya y El Cordobés en Barcelona. Larga es la lista de festivales en los que ha participado. Entre ellos, cabe citar la Bienal de Sevilla de 1984, la Fiesta de la Bulería en varias ediciones, Los Viernes Flamencos en diferentes programaciones, Los Claustros de Santo Domingo en 1991, Festival de Puebla de Cazalla, Hospitalet, etc. Además, ha actuado en gran parte de las peñas flamencas existentes de su ciudad.