El gusto en el arte de Perico y José Pañero comienza a destacar entre la afición flamenca. Dos hermanos algecireños que sin demasiados aspavientos y desde la humildad más necesaria muestran en cada aparición el perfil más tradicionalista del cante y del baile jondo, de lo gitano. Hasta hace no muchos años Perico, el menor de ellos, tenía como dedicación profesional unas tareas muy distintas a la de ser artista, ya por suerte el cantaor ha dado el paso consiguiendo estar presente en las grandes citas de unas temporadas acá.

Perico reconoce estar “en un gran momento” teniendo por delante actuaciones en grandes festivales de verano como en el Potaje de Utrera (30 de junio), Badolatosa (27 de julio), Pedagajar y Campillos (en agosto), en salas como Casapatas (19 de mayo) o peñas como la de Antonio Mairena en Écija (9 de junio). Cree que cada año se encuentra “mejor, y el público lo nota”, y es por eso que ya comienza a pensar en la publicación de lo que sería su primer trabajo discográfico aunque “todavía no he dado con los sonidos que me gustan para dejarlos grabados, pero estoy en ello”.

Cada vez son más los seguidores de ambos ya que no es habitual encontrarse en la actualidad con perfiles tales que sepan cantar mientras se bailan, y viceversa, sobre todo rememorando aquella época en la que predominó la espontaneidad y la donosura, siempre partiendo desde el conocimiento más profundo y la afición más exacerbada. Más aún nace la magia cuando ambos se unen en el mismo escenario, dando buena muestra del dominio de los cantes por seguiriyas de la escuela de Manuel Torre o Tomás Pavón, o la soleá de Manolito de María o Juan Talega, así como las bulerías de la Niña de los Peines o Moneo, los fandangos de Chocolate, Agujetas o Niño Gloria…  o el braceo de Miguel Funi, Paco Valdepeñas, José ‘El Mono’ o Antonio Marsellés. Todo ello da lugar a dos personalidades que ya marcan la diferencia en muchos aspectos hoy día.

Entre las fechas que marcan en rojo en el calendario está la del festival ‘Jerez, Gran Reserva’, en la Plaza de Toros de la ciudad el 7 de julio, en el que además se rinde honores a Pansequito. Estar en Jerez, para Perico, es encontrarse a gusto “ya que me identifico con la forma de sentir el cante del aficionado jerezano, además aquí he pasado grandes momentos de mi adolescencia”. Por su parte, José muestra su “satisfacción” por estar en este festival, que a la vez “supone una gran responsabilidad”. Respecto a la figura de Pansequito, José lo define como “uno de los referentes para los cantaores más jóvenes, así lo avala su trayectoria”, y Perico aplaude la iniciativa ya que “los homenajes hay que hacerlos en vida”.

No serán los únicos en estar en esta muestra que cumple su segundo años, nada de ello. También estarán el propio Pansequito, Aurora Vargas, Rancapino Chico, Pedro ‘El Granaíno’, Luis Moneo, José Mijita, María Terremoto, Lela Soto y el cuadro ‘El baile en la memoria’, compuesto por Manuela Carpio, Diego de Margara, Gema Moneo, Enrique Pantoja, Tía Yoya, Tía Curra, Fernando Jiménez y Miguel Ángel Heredia, con los cantes de Juan Lara, Joaquín Marín ‘El Quini’, Juanillorro, Luis de Mateo, Remedios Reyes y Alonso ‘El Purili’. Las entradas ya están a la venta en Malamúsica (calle Medina) y a través de Internet en http://www.tickentradas.com/eventos/honores-a-pansequito-ii-festival-flamenco-plaza-de-toros-de-jerez-2018