Chiclana no deja de aportar al mundo del flamenco grandes intérpretes, artistas que aparecen en carteles de importantes festivales y ciclos en peñas de Andalucía. Una de las últimas en destacar como solista es Remedios Reyes Montoya, que se suma al tridente que podría conformar junto a su hermano Antonio y Alonso ‘Rancapino Chico’. También hay baile, y del bueno, sino que se lo digan a los numerosos seguidores de Macarena Ramírez, que hace carrera en Madrid y que ya ha presentado propuestas en solitario en el Festival de Jerez.

Será el aire de la Barrosa, o la herencia que otros grandes maestros de la ciudad han dejado para que la nueva hornada no se quede atrás y siga defendiendo ese cante de la bahía. “Un pueblo chiquitito pero muy bueno, con mucho arte”, así define Remedio Reyes a su tierra. Aunque lleva “toda la vida” escuchando cante y en un entorno en el que el flamenco ha sido el pan de cada día, no ha sido hasta hace unos años cuando la artista no ha decidido dedicarse profesionalmente a lo jondo. “De pequeña yo bailaba, y llegué a formar parte de la compañía de Sara Baras, pero por circunstancias de la vida fui desvinculándome de los escenarios y, tras ese tiempo de descanso, por llamarlo así, he querido volver”, cuenta Remedios. Como referentes: Aurora Vargas, Remedios Amaya, La Revuelo, María Soleá, María Borrico, Paquera o La Perla, “todo lo bueno que ha dado el cante y el baile, porque a mí me gustan las dos vertientes y en el escenario lo demuestro”.

Recuerda con cariño su actuación en la jerezana Asociación Cultural Flamenca Fernando Terremoto, en noviembre de 2014, ya que fue “la primera vez que me volvía a subir a un escenario como cantaora en un recital y no olvido el calor de la gente y el respeto que mostraron”. Desde entonces no ha dejado de estar presente en grandes acontecimientos, aunque no deja de reconocer que “esto cuesta mucho, voy poco a poco”, y tiene palabras de agradecimientos para sus hermanos Antonio, “de quien sólo puedo sentirme orgullosa por ser su hermana” y para Juan Ramón (su representante), que lucha día a día porque esté ilusionada y viendo fechas importantes en la agenda.

Y no es para menos, pues hasta este día, ya tiene cerrada citas de trabajo para el mes de junio y en adelante, pudiendo estar tranquila por los meses de veranos. El 30 de junio estará en Nueva Jarilla, Sevilla, compartiendo cartel con su hermano Antonio y Pedro ‘El Granaíno’, el 7 de julio participará en el ‘Jerez, Gran Reserva’ que rinde honores a Pansequito, el 20 de julio cantará en la Peña Torres Macarena, el 27 de julio estará en San Pedro de Alcántara junto a Antonio Reyes, Jesús Méndez y Luis Perdiguero, el día siguiente se presentará en el Festival de Villanueva de la Reina (Jaén), y en el mes de agosto tendrá que dar testimonio de su buen hacer en los escenarios de Riogordo (Málaga), Martos (Jaén), Belarcazar (Córdoba), y Algeciras.

“Todas las actuaciones tienen su importancia porque el público merece todos los respetos y a mí me gusta entregarme”, pero sí es cierto que al hablarle del ‘Jerez, Gran Reserva’ sonríe de forma especial. “Estar en un festival con tantos artistas, compartiendo tablas con Aurora Vargas, Rancapino Chico, Pedro ‘El Granaíno’, Luis Moneo, Lela Soto, María Terremoto, José Mijita, los hermanos Pañeros y el grupo ‘El baile en la memoria’, y rindiendo homenaje a Pansequito… es un regalo que no te dan todos los días”. Remedios forma parte de del cuadro que abrirá el espectáculo, junto a Diego de la Margara, Manuela Carpio, Miguel Ángel Heredia, Fernando Jiménez, Gema Moneo, Enrique Pantoja, entre otros. Será el 7 de julio, en la Plaza de Toros de Jerez, con dedicatoria a Pansequito, “una fuente inagotable en la que los jóvenes bebemos continuamente, hay que recurrir a su gran obra porque es de los más grandes de la historia del flamenco”.

https://www.tickentradas.com/eventos/honores-a-pansequito-ii-festival-flamenco-plaza-de-toros-de-jerez-2018