El cantaor que más presencia tuvo en los festivales de la temporada pasada fue Alonso ‘Rancapino Chico’, hecho que le ha situado en lo más alto del panorama flamenco actual. Cuenta con una legión de seguidores en cualquier rincón que se precie y acaba de dar un paso importante en su carrera al ser abalado por la empresa management y representación artística de Rafa Casillas, Grupo Concert Tour. El heredero del gran Alonso Núñez ‘Rancapino’ ha mostrado su crecimiento profesional paulatinamente sin dejar nunca sus raíces a un lado, o sea, siempre ha defendido encima del escenario lo ortodoxia más desnuda de lo jondo imprimiendo a cada cante una personalidad de acero, definiéndose a sí mismo desde el encanto de la dulzura con gesto de profundidad.

Encara otro verano repleto de actuaciones, destacando entre la agenda el Concert Music Festival Sancti Petri del 12 de agosto en su Chiclana natal. Antes, estará en otros tantos festivales (Utrera, Lebrija, Villaverde del Río, Alcaucín, Jimena de la Frontera) aunque no supera en número al año pasado, sobre todo por su concentración absoluta ante la publicación del que será su primer trabajo discográfico previsto a publicar en el otoño. Ofertas no le faltan, claramente. ‘Por mi amor al arte’, así se titula este disco, fue grabado en directo, entre compañeros, prensa y aficionados, una una finca de Mairena, en ambiente distendido. “Tengo muchas ganas de enseñarlo al mundo”, reconoce el artista, confirmando que “me encuentro en un gran momento, rodeado de mi familia, de un gran equipo de trabajo y de un público fiel al que le debo todo”, sentenciando que “sin ellos no sería nada”. Es tal el momento mágico por el que pasa el chiclanero que el Ayuntamiento de su tierra decidió que fuera el encargado de izar la bandera en la inauguración de la Feria de San Antonio,  un gesto “inolvidable, para el recuerdo”. Siempre estimula de forma extraordinaria que sea la gente que te vio nacer te valore positivamente y con tanto cariño.
Otra de esas citas que Alonso afronta con gran ilusión es el II Festival ‘Jerez, Gran Reserva’ que se celebrará en la Plaza de Toros de Jerez el 7 de julio, y en el que se rendirá honores a Pansequito. La última vez que el joven cantaor estuvo en esta tierra fue en la veterana Peña Los Cernícalos, lo que fue una noche inolvidable para los asistentes que pudieron disfrutar de un gran recital de cante en el corazón de La Plazuela, de forma cercana y natural. Desde entonces no pasa por Jerez, una de las ciudades que más han apostado por él desde sus comienzos.
Sin ir más lejos, en la temporada pasada, actuó no menos de cuatro veces en distintos escenarios de la localidad, hecho insólito. “Me siento muy contento y orgulloso de estar en Jerez una vez más”, dice respecto al ‘Gran Reserva’ de este año. Es curioso, pero sólo él y el homenajeado de esta edición, Pansequito, repiten en el largo cartel una edición más.
Y es que no sería justo olvidar que en el del año pasado, Alonso protagonizó uno de los momentos más aplaudidos de la noche al cantar por soleá a Manuela Carrasco, una estampa para la historia. Sigue comentando que “este festival tiene mucha categoría y para mí es un lujo estar de nuevo en el cartel junto a esos grandes compañeros”, sobre todo porque Pansequito “se merece todo lo que le hagan, es un cantaor con una personalidad fuera de lo normal y con un eco inconfundible”, además aprovecha la conversación para exclamar que “¡lo quiero mucho!”.
Rancapino y Pansequito estarán en la noche del 7 de julio junto a otros nombres de la talla de Aurora Vargas, Pedro ‘El Granaíno’, María Terremoto, Luis Moneo, Perico y José ‘El Pañero’, José Mijita y Lela Soto, así como el grupo ‘El baile en la memoria’, compuesto por Manuela Carpio, Gema Moneo, Enrique Pantoja, Diego de la Margara, Miguel Ángel Heredia, Fernando Jiménez, Tía Curra y Tía Yoya. Las entradas pueden conseguirse a través de tickentradas.com y en Malamúsica (Calle Medina, Jerez).