La XXXVIII edición del Certamen Nacional Flamenco ‘Noches de Bajo de Guía’ celebrará este próximo fin de semana, concretamente el sábado día 18, la gran final. Tras ocho fases selectivas, que se han llevado a cabo a lo largo de todo el mes de agosto en la sede de la Peña Flamenca Puerto Lucero, el jurado ha dado a conocer los nombres de los finalistas que lucharán este año por los premios, que globalmente superan los 5.000 euros.

Foto: José Reyes

Las tres voces que participarán en la gran final para mayores serán el paternero José Antonio Romero ‘El Perrito’, la portuense Aroa Cala, y el trebujenero Enrique Afanador. Los tres, pese a su juventud, acumulan una trayectoria importante a nivel de concursos y reconocimientos, de ahí que la cita se presente altamente competida. Hay que recordar que en esta categoría, el primer premio, patrocinado por el Ayuntamiento de Sanlúcar, se lleva 1.000 euros, el segundo, con el patrocinio de Cruzcampo, 800 euros, y el tercero, con el patrocinio de Manzanilla Solear Barbadillo, un total de 500 euros.

Por su parte, en la categoría de jóvenes son dos las cantaores que pugnarán por los premios, se trata de la sanluqueña Amara Román, y de la onubense, concretamente de Beas, Laura Pérez. En esta categoría, el primer premio, patrocinado por la Fundación Cajasol, está dotado con 1.000 euros, y el segundo, patrocinado por el Museo de la Manzanilla de Barbadillo, con 400 euros.

A estas categorías hay que añadir el Premio al Mejor Cante de Sanlúcar, que ha correspondido a Juan ‘El Plazoleta’ y que consta de 1.000 euros. El Plazoleta actuará también en la gala del sábado, a partir de las 22 horas, que tendrá lugar en los Jardines del Ayuntamiento de Sanlúcar y en la que participarán también la guitarra de Manuel Cerpa y el grupo de baile de Vanesa Reyes.

Hay que recordar que esta edición está dedicada a José Oliva Márquez, conocido popularmente como Pepe Oliva, al que se le ha querido agradecer, como ya hicimos desde Jerez Jondo el pasado año con la primera edición de los Premios Juan de la Plata, su amor incondicional por el flamenco.