La bailaora Manuela Carrasco ha sido distinguida con el premio Compás del Cante que otorga de manera anual la Fundación Cruzcampo. Así lo decidió el jurado reunido para la ocasión y que integraban, entre otros, el guitarrista Rafael Riqueni, el periodista de ABC, Alberto García Reyes y el catedrático jerezano Rafael Infante.

El jurado reconoció que la artista sevillana, hija de El Sordo, es “considerada una de las figuras más representativas del flamenco contemporáneo y acumula en su haber reconocimientos tan prestigiosos como el Premio Nacional de Danza”.

Carrasco, con una trayectoria y un estilo arraigado de baile, tomará el testigo de Rafael Riqueni, distinguido en 2017, y José Mercé, en 2016.

En la categoría Nuevo Compás, que este año celebra su segunda edición, se eligió como ganador a Alonso Núñez Fernández, Rancapino Hijo, por su “proyección y su arraigo como cantaor perteneciente a una gran saga del flamenco, que al mismo tiempo abre nuevas puertas interpretativas”. Alonso toma el relevo de la bailaora granadina Patricia Guerrero.