Fernando Carrasco Vargas, Fernando de la Morena, nos ha dejado. El prolífico cantaor del barrio de Santiago fallecía a última hora de la noche del miércoles después de varios meses con problemas de salud.

Fernando, de 74 años, era todo un símbolo del cante de Jerez, con un estilo marcado y personal que desarrolló durante en los últimos cincuenta años, ya que previamente, como más de una vez confesó en alguna entrevista, se dedicaba a otras labores profesionales.

Destacó por su señero compás por bulerías, con un aire propio, aunque su acervo cantaor iba mucho más allá, brillando también por malagueñas, fandangos, soleá, seguiriyas y los cantes de trilla, donde era todo un maestro.

Discográficamente, Fernando de la Morena se marcha de este mundo con varias grabaciones propias, ‘De Santiago a Triana’, una verdadera joya musical con la guitarra de Moraíto, ‘Jerez de la Morena’ y un último recital en directo grabado en 2013 en el Círculo Flamenco de Madrid, aunque este trabajo se realizó con un carácter no venal, si bien se puede escuchar en el Centro Andaluz de Documentación del Flamenco. También participó en el disco ‘Familia de la Morena’, abanderando la grabación junto a su hermano Curro, y en ‘Vors’, un trabajo histórico con Agujetas, El Torta, Luis El Zambo y Manuel Moneo.

Las exequias por el eterno descanso de Fernando de la Morena serán esta tarde a partir de las 17.30 horas en la Iglesia de Santiago.