Lita Cabellut, no solo quiere crear una imagen para la próxima edición de la Bienal de Flamenco. Quiere trabajar con la fusión de diferentes disciplinas artísticas en un mismo acto. Quiere crear concepto e imagen en el tiempo. Es lo que para ella define a la Bienal.

La Bienal de Flamenco ha acordado con la artista un trabajo secuenciado en el que ya se cuenta con un proceso creativo significativo que tendrá diferentes hitos y que culminará en el año 2022. Así pues, se ha concebido la versión primera: una pieza/lienzo que representa la imagen como concepto concreto. Sobre esta pieza/lienzo se realizará una performance con la nueva metodología de trabajo de la artista, y este resultado sobre la obra será la imagen del cartel de la Bienal 2020.

El cartel de la Bienal de Flamenco 2020 tendrá su sello, pero también el de muchos artistas a los que Lita Cabellut ofrecerá libertad y tiempo, rebeldía y espontaneidad para crear una obra colaborativa, viva, inacabada. A partir de este momento se abrirá una segunda fase creativa en la que se otorgará un cambio sustancial al lienzo realizado. Será un lienzo transformado a base de esfuerzo físico, de performance, de ruptura, de pasiones, de delirios, de caos controlado.

De esta forma, la Bienal de Flamenco asegura el ofrecimiento de una obra fuerte y apasionada, frenética e hiperactiva, como la personalidad de esta artista que se siente muy cerca del hecho flamenco. En su obra, Camarón de la Isla ha sido fuente de inspiración para numerosos lienzos, y en el sur, siempre deposita su mirada más racial y pasional.

La creadora reflexiona sobre este encargo: “Este proyecto es maravilloso porque el arte no tiene material y unir a los flamencos con todas sus artes, con todo su ‘duende’, que el ‘duende’ tenga diferentes perspectivas y diferentes caras para mí es un reto muy importante. Es un gran privilegio poder crear y compartir arte en el marco de la XXI Bienal de Flamenco. Es lo que nuestro maestro Camarón nos enseñó: que todas las culturas, todos los ritmos y todos los materiales forman lo que es el duende y el flamenco”.

Lita Cabellut nació en Huesca, en Sariñena, aunque vive y trabaja en los Países Bajos. Fue una niña de Barcelona cuyo primer contacto con el arte lo tuvo en el Museo del Prado cuando lo visita quedando impactada por la belleza de las obras. Allí conoció a los maestros que marcarían su destino, sobre todo, Goya, con el que se sintió plenamente identificada. Con 19 años se traslada a Holanda y estudia arte en la Academia Gerrit Rietveld de Ámsterdam dejándose influenciar por el barroco holandés. A partir de ese momento sabe que la creación artística será su bandera, su expresión.

Lita Cabellut visualiza el espectro humano basándose en un humanismo colectivo, asimismo con un amplio sentido de relatividad individual. Su pasión creativa arrolladora y su amplio imaginario nutrido de experiencias vitales y literarias no se limitan solo a la pintura, su condición de artista en plenitud con una fuerza torrencial y una capacidad extraordinaria de trabajo hace que esté involucrada en proyectos que incluyen videoarte, poesía visual, escenografía, dibujos, fotografías, instalaciones y esculturas. Es una artista multidisciplinar.

Cabellut posee una técnica pictórica única, resultado de más de diez años de investigación. A una metodología creativa dinámica y a una técnica rigurosa y experimentada, la artista suma la manipulación-ruptura del craquelado de algunos de sus lienzos. El craquelado de la superficie del lienzo está fragmentado, descompuesto manualmente por la artista y esto le permite construir y destruir, manejar el “tempus” a su antojo para hacernos llegar a un discurso filosófico denso y profundo. Lita Cabellut exhibe ese apasionamiento y la conciencia crítica que se percibe en su obra, en su talante y en su vida.

Por todo ello, está considerada actualmente como la artista con más proyección y una de las más valoradas a nivel internacional. Sus exposiciones en museos de todo el mundo como en Barcelona, Den Bosch, Seúl, Seattle, Bombay, Nueva Delhi, Tokio y Berlín, entre otras muchas; su trabajo en galerías y su obra expuesta en fundaciones como The Fendi Collection en Italia; The Joop & Janine van de Ende Foundation y Museum Jan van der Togt en Países Bajos;  Fundació Vila-Casas, Museo Arte Contemporáneo de La Coruña, el MEAM Museu Europeu d’Art Modern en España o el Museo Goya Fundación Ibercaja; así como, las publicaciones y los numerosos proyectos en los que está inmersa hacen de la artista un referente de la creación artística española contemporánea.

La XXI Bienal de Flamenco, proyecto del Instituto de la Cultura y las Artes del ayuntamiento de Sevilla (ICAS), se desarrollará del 4 de septiembre al 4 de octubre de 2020 y el cartel se conocerá en el otoño de 2019. Para ello se trabaja en dar forma a un acto sensorial donde la escenografía y el tratamiento pictórico serán sus rasgos más característicos.