Andalucía seguirá siendo el destino de la prestigiosa Lámpara Minera de La Unión. Así, tras lo últimos triunfos del jerezano David Lagos y la almeriense María José Pérez, la edición de este 2016, la 56, se irá hasta Málaga, gracias a la cantaora Antonia de la Cruz Contreras (Málaga, 1963) que ha logrado la máxima distinción de este concurso, además de imponerse en las categorías de mineras, malagueñas y granaínas.

Largamente ovacionada en su actuación, sobre todo con una excelsa malagueña, Antonia Contreras ha traspasado el reconocimiento en peñas y festivales en su provincia natal para, tras su éxito en la IV Bienal de Málaga de 2015, tocar esta noche la gloria flamenca con el galardón alcanzado en la Catedral del Cante, que le ha reportado un total de 27.000 euros. Con el trofeo abrazado a su pecho y la emoción claramente visible en su cara, la cantaora ha regresado al escenario para cerrar la final obsequiando con una minera a los espectadores que han abarrotado el Antiguo Mercado Público.

Contreras se convierte así en la última cantaora de la serie de artistas que entra en el estrellato que otorga en el mundo del flamenco alzarse con la Lámpara Minera, que ha dedicado a sus padres por «recordarme muchas veces que debía presentarme a este concurso» tras doce años sin acudir a ningún certamen. De cara al futuro, la cantaora malacitana ha mostrado su ilusión por que este galardón le permita grabar su primer disco en solitario, puesto que en el mercado discográfico actual está «muy difícil para un artista flamenco». «Sin un premio relevante, la industria no te va a ayudar».

Cpz51-cWYAATUoM.jpg mediumAparte del máximo galardón del certamen, el jurado presidido por la bailaora Blanca del Rey también ha otorgado el premio Desplante de baile y 9.000 euros a Belén López (Tarragona), mientras que Anabel Veloso (Almería) ha logrado el segundo premio de esta categoría, dotado con 4.500 euros. Otro de los premios entregados es el Filón al mejor instrumentista, que ha recaído en el pianista Alfonso Aroca (Jaén), que ha obtenido 6.000 euros, el doble que el que recibe el flautista Sergio de Lope (Córdoba), segundo clasificado en esta categoría.

En la madrugada flamenca más esperada del año, el jurado del Cante de las Minas premió en el grupo de Cantes Bajoandaluces a Amparo Heredia ‘La Repompilla’ (Málaga) por una soleá, a Evaristo Cuevas (Sevilla) por una seguiriya y a José Anillo (Cádiz) por su interpretación de unas alegrías. Por su parte, Esther Merino (Badajoz) hizo doblete ganando las categorías de Tarantas y de Murcianas y otros Cantes Mineros por sus cantes por Tarantas y taranto-levantica, mientras que Isabel Guerrero (Málaga) ha logrado el de Cartageneras.

El Bordón Minero de la guitarra, donde participaba en semifinales el joven tocaor de Paterna (Cádiz), Didier Macho, quedó desierto un año más, al igual que el Premio al Mejor Cantaor Joven.