Año y medio después de publicar ‘Quimeras del tiempo’, Ezequiel Benítez, una mente inquieta por naturaleza, vuelve a la carga. El artista jerezano prepara desde hace unos meses la segunda entrega de este trabajo, en el que rescata estilos y formas de otro tiempo pero adaptados a su manera de decir el cante. La idea, según relata el propio cantaor, surgió en un reciente viaje a Estados Unidos con Luis Carrasco, que será el encargado de producir artísticamente el trabajo.

De momento, Ezequiel Benítez ya tiene perfilado algunos de los artistas a los que rendirá tributo, entre los que encontramos María Bala, Antonio Chacón, Manuel Vallejo o El Carbonerillo, y también algunos de los palos que interpretará, en concreto, guajiras, zambras, fandangos o tanguillos, cantes poco habituales en su repertorio y en el de muchos cantaores de su tierra.

Hay que recordar que en su primera entrega ya recordó a nombres como El Chozas, La Bolola, Adela La Chaqueta o El Pinto.

Aunque todavía no hay fecha exacta del inicio de la grabación, el jerezano confía en meterse en el estudio «en los próximos meses» y comenzar así el segundo de los tres discos que quiere realizar bajo el título de ‘Quimeras del tiempo’.