En una reñida final, donde los nueve finalistas ofrecieron lo mejor de sí, el jurado declaró como vencedor del XLI Concurso Nacional de Saetas de la Peña Buena Gente al jerezano Tomás Rubichi, seguido de Pedro Garrido ‘Niño de la Fragua’, que ha obtenido el segundo puesto. El Premio Especial Joven ha recaído en José Montoya ‘El Berenjeno’ mientras que el Premio Manuel Torre a la Mejor Saeta por Seguiriyas quedó desierto.

El primer premio se embolsará 2.500 euros, el segundo, 1.500 y el Premio Especial Joven, 900 euros, además de los seis accésit para el resto de finalistas.

La final, celebrada el sábado en la Sala Compañía, fue especialmente intensa, con un nivel alto en lo interpretativo. Tomás Rubichi, que en la fase previa había estado colosal, ofreció dos saetas de gran definición, saeta clásica que supo manejar y que acometió con entereza. Por su parte, Pedro Garrido ‘Niño de la Fragua’, también estuvo a gran nivel, con dos saetas marca de la casa en las que exhibió su excelente condición. El joven José Montoya ‘El Berenjeno’, como también ocurrió con Rafael del Zambo, ha dado muestras de su progresión artística, sobre todo con una segunda saeta extraordinaria, en la que el sello Carpio se hizo notar.

Como condición indispensable para poder recibir los galardones concedidos, los finalistas deberán participar de forma inexcusable dentro del programa ‘Saeta Flamencas al Paso’ que conjuntamente organizan la Peña Flamenca ‘Buena Gente’ y el Clúster Turístico Destino Jerez, si bien los ganadores del concurso (primero y segundo) cantarán a los titulares de la Hermandad de los Judíos de San Mateo en la Plaza San Lucas en su caminar de vuelta en la noche del Martes Santo.

El acto de la final estuvo marcado por el reconocimiento a José Flores ‘Cascales’, uno de los «grandes saeteros de su generación», destacó Nicolás Sosa, presidente de la peña. El veterano saetero agradeció el detalle y brindó al público presente una saeta sentida que la Sala Compañía le agradeció con aplausos.